Caramelos Paco. Calle Toledo, 55. Barrio de Embajadores

3Francisco Moreno Redondo, un joven de veinte años, abriría, en 1934, una tienda de ultramarinos en el número 55 de la calle Toledo. Dos años después, en 1936, comenzaría a especializar la venta en otro género: caramelos y bombones. Y aunque algunos afirman que fue la primera, lo cierto es que otras comenzaron con anterioridad; como La Violeta, también especializada en caramelos y bombones, abierta en 1915 en la Plaza de Canalejas. Comparando ambos establecimientos, quizás Caramelos Paco adquiriera un carácter más popular, mientras que La Violeta encontraba el grueso de su clientela entre las clases más acomodadas y los intelectuales. Es muy posible que los barrios determinasen el perfil de los usuarios habituales y la denominación de la tienda añadiría un rasgo más a dicho perfil. Desde entonces se han sucedido tres generaciones. En los ochenta, se haría cargo del negocio su hijo, Francisco Moreno Vicente, quién abriría una fábrica en Cuba y aumentaría las exportaciones. Asimismo, cambiaría la oferta de negocio ampliando la oferta con la apertura de una tienda de disfraces. Actualmente, gobierna la empresa la tercera generación, Francisco Moreno Herguido.

publicidad_2520150522114545678_Página_1Como elementos más visibles en la historia particular del negocio, destaca la iniciativa promocional, catalogada por algunos como innovadora dentro del ámbito de la publicada. Paco, acompañado por su hijo, con un bote de alquitrán y una brocha, y utilizando como soporte publicitario las grandes rocas situadas en los márgenes de las carreteras de la Sierra de Madrid, delineaba el nombre de la tienda. Profunda huella debió de dejar aquel grupo de pintadas, pues Antonio G. Miranda, en un artículo publicado en la sección de deportes del diario Mediterráneo de la ciudad Castellón, abordaba la idea de que los equipos de la primera división de futbol portaran anunciantes en las camisetas. En este sentido adjudicaba al Sevilla la posibilidad de ser patrocinado por Caramelos Paco (Mediterráneo, 29-I-1977).

Sin embargo, la cualidad más visible y el verdadero reclamo de Caramelos Paco es la tienda y su escaparate. No solo para la sección de confitería, también desde los disfraces y regalos para fiestas. El establecimiento originario tenía un tamaño más reducido. En algún momento de la década de los 50 adquiría el local contiguo -el número 53-, la Sastrería López Llorente. Si nos fijamos en una fotografía con los dos negocios, en el escaparate de la sastrería, podemos leer dos pequeños letreros con el siguiente mensaje “liquidación por traspaso”. Ya entonces destacaba por un escaparatismo por saturación de productos, cuya fachada asimétrica, con puerta lateral, era todo escaparate, aunque en la parte superior destacaba el letrero con la denominación de la tienda, cuya letra, en minúsculas, utilizaba la cursiva.

1

Hoja_Lunes

Hoja del Lunes (1984). Foto Javier del Real

Villa_de_Madrid

Villa de Madrid (1986), Foto Rosa Muñoz

IMG_9735IMG_9739La ampliación del establecimiento mantendría el estilo original, aunque ahora la fachada aportaba una visión simétrica, con dos estrechas puertas laterales y los escaparates rellenos de productos. Ahora el cartel era distinto, con un cambio de tipografía hacia la letra estandarizada, pero primando el termino Caramelos sobre el nombre, que quedaría desplazado sobre la puerta derecha. Actualmente, dicha fachada ha vuelto a ser transformada, ligeramente: ahora tiene un aire distinto. Se mantiene las característica generales, pero el zócalo es diferente, al igual que los marcos de los escaparates, de material metálico y pintados en un amarillo huevo 2muy llamativo.wzj23lyu.xtw

El interior conserva el ambiente de los años cincuenta, pues a rasgos generales la arquitectura de la tienda sigue siendo la misma, con la columna lateral y con la gruesa viga sustentante. El largo mostrador sigue siendo el de siempre, pero una capa de pintura distinta. Igualmente, los anaqueles expositores parecen conservar un estilo similar. En cualquier caso, el principal atractivo del interior del establecimiento sigue siendo lo visual, con una diversidad en la gama de colores y en las formas de los productos expuestos, cuyo destino no son solo los niños, sino los adultos que les acompañan.

IMG_9746 IMG_9741

Sitio web: http://www.caramelospaco.com

Alonso, Cristina (2007): “Tiendas con solera y sabor”. ABC, 3 de enero, p. 54.

Izquierdo, R.L. (1986): “El «rey» del caramelo, en la popular calle Toledo”. Hoja del Lunes, 27 de abril.

Mayordomo, Joaquín (1984): “Desaparece el auto servicio en las «boutiques de caramelos». Hoja del Lunes, 17 de septiembre.

Riesgo, Ángel (2006) “Caramelos Paco”. ABC, [en línea], 20 de julio. Disponible: http://www.abc.es/hemeroteca/historico-20-07-2006/abc/Opinion/caramelos-paco_1422529298598.html

Santamaría, Carmen (1986): “Caramelos Paco”. Villa de Madrid, 1-15 de julio, p. 23.

IMG_9729IMG_9732

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s