La Violeta. Plaza de Canalejas, 6. Barrio de Sol

retocada%201 copia

Mariano Gil Fernández y Pilar Temido, ca. 1920

Los Gil era una familia madrileña con experiencia en el sector de la confitería; de hecho, tenían una pastelería en la cercana calle de Cádiz, entre Carretas y Espoz y Mina. Uno de sus integrantes, Mariano Gil Fernández, con carácter emprendedor, tomaría la decisión de abrir un negocio propio. Mariano, hombre inquieto, viajaría fuera de España, visitando países como Francia y Bélgica, observando, me imagino, la elaboración de productos como los bombones. Igualmente, entiendo que los viajes debieron realizarse al margen de los años de la Gran Guerra.

Por fin, en 1915, -ya es centenaria- Mariano abría una pequeña confitería en el número 6 de la céntrica e influyente plaza de Canalejas. En el arco formado entre la Carrera de San Jerónimo y la calle de la Santa Cruz. Desde entonces, La violeta, como negocio familiar, ha sido regida por tres generaciones. En los años sesenta fue el turno de Pilar Temiño, la viuda, y sus hijas, y, a partir de los noventa, la responsabilidad ha pasado a las nietas, con María Gil al frente del establecimiento y Mónica de Prado gestionando la venta online.

Desde el primer momento la empresa contaría con una excelente aceptación social, sobre todo entre las clases acomodadas, así como entre los intelectuales y actores. Su localización es estratégica, pues es un punto habitual de paso para carruajes y viandantes, mayormente con poder adquisitivo, entre desde las calles Arenal y Mayor hacia los Jerónimos, El Retiro y el Paseo del Prado. Tampoco se quedaba al margen, los políticos de las cercanas Cortes, ni los banqueros, ni los escritores –Jacinto Benavente o Valle Inclán-, ni los actores, etc. Dentro de la lista de clientes ilustres debemos incluir al rey Alfonso XIII, de quién se afirma que adquiría violetas, no solo para la reina Victoria Eugenia, también para su amante, Carmen Ruiz de Moragas.prensa_0062rec copia

Desde este punto de vista social, durante los años finales de los veinte y los primeros de los treinta, participa activa y frecuentemente en subastas y tómbolas benéficas para la recaudación de fondos. Como “Gran verbena de los actores”, que se celebraba en los Jardines del Buen Retiro, cuyo beneficio era destinado a un Montepío, o para la tómbola celebrada durante el baile de máscara organizado por la Asociación de la Prensa de Madrid. La Violeta, habitualmente donaba una caja o estuche de bombones selectos (La Libertad, (3-II-1927); Heraldo de Madrid, 10-7-1928; El Sol, 22-II-1933; Heraldo de Madrid, 23-II-33; Hoja del Lunes, 20-II-1933, Hoja Oficial de Lunes, 27-II-1933).

escanear0001 copia

La Violeta, ca. 1920

Un siglo después, la afluencia de clientes mantiene su intensidad, abuelos, nietos, turistas, etc., entran en la coqueta tienda para adquirir los productos estrella, principalmente los caramelos con forma y sabor de violeta, o violetas naturales escarchadas, todos con marca registrada. Por cierto, en Toulouse, ciudad francesa, también tienen como especialidad la elaboración de confitería a partir del perfume o extracto de violetas. Sin embargo, a violeta, además de ser una especie común en la Sierra Madrileña, también podemos asociarla a las violeteras, grupo de mujeres que a finales del siglo XIX y principios del XX ofrecía ramilletes de esta flor en las puertas de los teatros. Un excelente reflejo de este ambiente lo podemos encontrar en el filme español La violetera, dirigida por Luis César Amadori, protagonizada por la actriz Sara Montiel y estrenada en 1958.

Precisamente, durante este siglo de historia pocas cosas han cambiado en La Vioelta, se mantiene el estrecho ámbito, incluso la estética de los productos expuestos nos muestra un aspecto visual cercano a las joyerías, que incluye un escaparate cuidado y elegante. La fachada, estrecha y simétrica, perfectamente adaptada al espacio disponible, con una tradición clásica. En los laterales cuenta con sendos elementos verticales similares a las columnas, zócalo de mármol negro, columna de madera, en el centro de estas dos pequeñas plazas doradas, la del derecha anuncia bombones y la de la izquierda caramelos. En la parte superior, el letrero, también de madera, en los laterales sobre las columnas el número 6 y en el centro la denominación del negocio con texto en cursiva y letras doradas. La v tiene el diseño característico, marca y logotipo de la casa. Quizá, el letrero anunciador sea uno de los pocos cambios sufrido por la casa, pues en una fotografía de los años 20 podemos observar como dicho letrero contaba con el típico diseño de pintura sobre espejo y con grandes letras mayúsculas.IMG_3013

El acceso a la tienda tiene un pequeño pasillo encauzado por dos escaparates de planta semicircular, cuy zócalo es de broce dorado, madera y mármol rosáceo, mientras las lunas están articuladas mediante marcos de madera con decoración metálica. Actualmente, cuenta con cuatro anaqueles expositores de cristal. Realmente, tenemos un escaparatismo muy vertical.IMG_0826 IMG_0827

El interior es sencillo, con la tienda y una estrecha trastienda. Aquí se conjunta los pequeños muebles expositores, anaqueles de madera –sustitutos de otros anteriores de cristal- , junto a un mostrador expositor. Este cuenta con vitrinas frontales y un tablero de mármol. Curiosamente, en el lado izquierdo aún se conserva la vieja báscula. Mostrador y muebles expositores tiene el mismo diseño y son contemporáneos a la apertura de la tienda. Al margen de los productos, sobresalen los objetos en los que están expuestos, recipientes de cristal y cerámica o los envases ya preparados para la venta, todos ellos decorados con cintas de color violeta.

Sobre la puerta de la trastienda, tenemos un armario empotrado con espejos. Es muy probable que al utilización de este recurso, al margen de aumentar la luminosidad, buscase dar cierto sensación de mayor amplitud al local. Y, finalmente, hablaremos del techo con molduras laterales de escalona y la lámpara de cristal, de principios de siglo.

Por ultimo, deberíamos hablar de la estrecha relación de este establecimiento con la plaza de Canalejas. Según la perspectiva, el ojo del fotógrafo, siempre captará el número 6 con las fachadas de los distintos comercios, casi siempre con el toldo bajado, en donde se puede distinguir el de La Violeta anunciando los bombones. De hecho esta plaza, también llamada con anterioridad de las Cuatro Calles. En octubre de 1912, en el primitivo edificio, la división horizontal de los negocios pare ser la misma. En una fotografía de 1914 podemos observar el proceso de la reforma de este espacio viario, entre los edificios en construcción se encuentra el número 6. el 20 de octubre documenta la noche que se inauguraba el luminoso “Flores del Campo”. Las siguientes, según quien las analice, sería de 1915 (BNE) o entre 1920-1925 (Museo Municipal). Una más, firmada por J. Roig, y convertida en tarjeta postal, datada entre 1916-1927. Y la última de los años treinta.

Noguera, Pablo: (2013) “Lugares ocultos”. Revista HSM Madrid, (15), p. 24

Publicaciones recientes en prensa:
Rodrigo, Belén (2016): “Los caramelos originales de violeta que cautivaron al rey Alfonso XIII”,  Abc.es [en linea] 28 de agosto.

 

Canalejas_1-10-1912%Museo_Muncipal%Inv..9624

Canalejas, 1912. Museo Muncipal, Inv. 9624

1914_Museo_Madrid%Inv. 9629

Canalejas, 1914. Museo Municipal, inv. 9629

 

6169440

20 de octubre de 1915. Julio Duque, Diario ABC

17_TP_000025 7

Canalejas (Hauser y Manet), 1915 (BNE) o 1920-1925 (Museo Municipal)

0000007847 4

Canalejas 1915 (BNE)

J_Roig%Canalejas%MuseoMuncipal-1916-1927%Inv. 24721.retocada

Canalejas, 1916-1927, J. Roig. Museo Municipal Inv. 24721

Canalejas-1922-1930%Museo_Madrid_ Inv. 1991-1-489.ret

Canalejas 1922-1930 Museo Madrid Inv. 1991-1-489

Canelajas_ca_1930

Canalejas, ca. 1930

La Violeta online

Localización del establecimiento y como llegar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s