Droguería E. Martínez Orúe. Calle Postas, 19. Barrio de Sol

La calle Postas es una vía que se caracterizó por su dinamismo comercial, cobijando en los bajos de sus edificios numerosos establecimientos, los más habituales los especializados en droguería, mercería y herbolistería. Hoy, el tipo de negocio más común es la tienda de souvenir, quizá atractivo para el turista, pero de aspecto muy agresivo para el madrileño, sobre todo, cuando sabemos que han ido sustituyendo a un buen número de negocios tradicionales y antiguos. Cierto que no podemos luchas contra las transformaciones económicas de los barrios, pero habría sido una obligación la conservación, no solo de la fachada, también de su interior. Espacio, que desde mi punto de vista, era mucho más espectacular que Ponzano.dsc04242

IMG_1072Uno de estas tiendas, en el número 19, era la Droguería E. Martínez Orúe, establecimiento fundado, en 1888, por Martínez Orúe, cerrada a principios del XXI y extinguida la actividad el 16 de febrero de 2010. Como curiosidad, diré, que en las guías de algunas asignaturas de la Facultad de Bellas Artes de Universidad Complutense de Madrid, concretamente “Medallas II” (Curso 2010-2011), una optativa del segundo ciclo de la licenciatura,  se incluía la droguería como un lugar en donde encontrar: “productos químicos, late y materiales para la restauración”. Al presente, de aquel magnifico espacio, solo ha sobrevivido la fachada, caracterizada por el color verde  y abierta visualmente al público. Drogueria_foto

Una vieja fotografía, que estuvo expuesta en el escaparate,  y que hoy podemos contemplarla gracias a un blog. Este magnífico e ilustrativo documento, nos muestra el interior de la tienda. La instantánea, posiblemente de los años veinte, describe visualmente el ambiente cotidiano del negocio. Un largo mostrador de madera, que al menos ocupa dos laterales de la habitación y que separa los dos ambientes: clientela y dependientes. Dos mujeres, por su vestuario, adineradas, sentadas en las sillas de cortesía, sonrientes por el momento, esperan ser atendidas. Detrás del mostrador, tres hombres y una mujer posan para el fotógrafo, uno pesa en la báscula un producto, otro maneja unos frascos, que ofrece a la primera de las clientas, el tercero, posiblemente el propietario, está colocado junto a la vieja caja registradora y la mujer, que sujeta frascos de perfume atiende a la segunda de las clientas. Por detrás, comprobamos los muebles expositores, en la pared frente a la puerta, están lo numerosos cajones con los productos, mientras que en el lateral, vemos varias baldas en donde han sido colocados numerosos recipientes de vidrio.

Martiarena, Asier (2014): “Madrid rechaza proteger a los comercios centenarios”. Lavanguardia.com, [en línea] 7 de febrero. Disponible en: http://www.lavanguardia.com/local/madrid/20140207/54399980257/madrid-rechaza-proteger-comercios-centenarios.html

Molina, Miguel (2008): “De droguería centenaria a tienda de guiris”. Madrid foto a foto, [blog en línea] 23 de septiembre. Disponible en: https://madridfotoafoto.wordpress.com/2008/09/23/de-drogueria-centenaria-a-tienda-de-guiris/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s